21/5/13

Retorneado de piezas de cerámica

La semana pasada estuve centrada en el ganchillo, haciendo diademas de flores para la tienda de Ibiza donde las venden (Angels Ibiza) y no tuve mucho tiempo para dedicar a la cerámica... :(
Así que esta semana toca compensar.
Ayer estuve comenzando a esmaltar la tetera y tazas modeladas a mano (os las conté aquí) y hoy en clase he estado retorneando la base de unas tazas que había hecho en la clase anterior.

Como el esmaltado no está finalizado, os haré una entrada explicando todo el proceso mañana, porque voy a dedicar la mañana a finalizarlo. Además, tengo también otras piezas horneadas que también tengo que esmaltar y también os las mostraré.

Hoy os voy a explicar en qué consiste el RETORNEADO de las piezas.



Ya os he dicho anteriormente que cuando hacemos una pieza en el torno hay que esperar a que esté un poco más seca y retornear las bases. Si es necesario se puede rectificar un poco la forma también.

Cuando hacemos una pieza ésta queda adherida en su base al plato giratorio del torno. No tengo una imagen de las piezas que he retorneado hoy porque las hice otro día, pero después he hecho dos platos de barro rojo de los que sí tengo una imagen en la que se aprecia del detalle de las rebabas del corte.


Tenemos que separarla del plato mediante un hilo de nylon (como el hilo de pescar) mientras giramos lentamente el torno, y como es lógico quedan unas rebabas de barro en la base. Para tornear necesitamos mojarnos continuamente las manos y también el barro, de forma que la pasta está muy blanda cuando finalizamos la pieza, así que no se puede manipular en el momento.

Hay que dejarla secar y endurecer un poco (no demasiado), hasta que se encuentra en textura "de cuero". Si se nos ha secado demasiado, como era el caso de esta mañana (porque la semana pasada no fui a clase), se puede mojar un poco la base para que la humedad penetre y luego hacer el retorneado. Si está demasiado seca no funcionará, pero si en el interior mantiene humedad sí podemos hacerlo.


Entonces podemos comenzar a realizar el retorneado. Podemos sujetar la pieza boca abajo directamente en el plato del torno, mediante unos pegotes de pasta blanda (esto es útil sobretodo para los platos), o también podemos realizar una "horna" para retornear. La horna es un cilindro de paredes gruesas del diámetro suficiente para que la pieza se encaje perfectamente poniéndola boca abajo sobre el cilindro. Ponemos un poco de papel de periódico para que no se pegue el barro húmedo a la pieza.

El retorneado se realiza utilizando unas herramientas especiales para ese propósito que se llaman desbastadores:



Con la pieza colocada boca abajo sobre la horna y girando el torno a una velocidad media (demasiado lento no se realiza bien el trabajo, pero demasiado rápido es fácil meter la gamba y echar la pieza a perder). Eliminamos las rebabas del corte realizado con el nylon, alisamos el final de la pared de la pieza y realizamos un rebaje en el centro de la base, de esta forma:




Este rebaje tiene como función servir de "reserva" para el esmalte. Las piezas industriales que compramos están esmaltadas también en la base y el "pie" que se consigue retorneando es la parte de la pieza que está en contacto con el suelo del horno, y que no debe llevar esmalte porque éste se adheriría al mismo y para poder despegar la pieza habría que romperla.

Disculpad porque no tengo más fotos del proceso... ¡Ni tampoco del resultado! Es que como me he puesto ha hacer los platos se me ha ido la pinza... Pero os las enseñaré más adelante ;)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google Analytics Alternative