6/6/13

Hoy empezamos nueva sección: jardinería

¡Hola a tod@s!

Hoy quiero empezar una nueva sección en el blog dedicada a la jardinería. Fundamentalmente a trucos y consejos útiles, baratos y caseros que nos pueden ayudar a cuidar mejor de nuestras plantitas ;)

Yo vivo en el campo, y como la casa es nueva (hace 3 años), pues hemos tenido que ir poco a poco comenzando a acondicionar los alrededores ajardinando. Hasta este año no hemos podido decir realmente que teníamos jardín, sino que salíamos directamente al campo.

Entre otras cosas, estamos haciendo una zona verde alrededor de la casa con grama (este césped resistente que no necesita mucho riego) y hemos plantado algunas cosas más cerca de la casa.
De todas formas, cuando veníamos al terreno antes de construir la casa ya fuimos poniendo algunas cosas: sobretodo unos frutales (no todos han sobrevivido, ¡qué pena!), y una buganvilla en la pared de la caseta de aperos que había en el terreno. La pobre lo pasó muy mal durante la obra, porque la caseta se convirtió en la base de operaciones de los currantes, y una cosa os aseguro: ¡los orcos de Mordor no son más que gallinas cluecas al lado de los currantes de obra!
La pobre no acaba de levantar cabeza, no florece apenas y las hojas se le rizan al salir como luchando contra algo... Y encima este año ¡¡¡tiene pulgón!!!


El pulgón se ve en las fotos de la derecha, son los bichitos verdes y negros que se han alojado en las hojas más tiernas... El pulgón (que no tiene nada que ver con las pulgas) es un parásito que consiste en bichitos pequeños (unos milímetros) de colores variados, sobretodo verdes, amarillos o negros (si os interesa investigar más: WIKIPEDIA).

En el vivero donde compramos las últimas plantas (unas bignonias muy chulas que florecen en primavera y otoño, y estas están verdes todo el año, ya os las enseñaré), nos dieron un truco para combatir todas las "pestes" en general de las plantas: fumigar con jabón potásico disuelto en agua.

Ea, pues ¡a probar se ha dicho!
Me compré un tarro de este tipo de jabón (este concretamente lo compré en Mercadona, pero todos los supermercados tienen y las droguerías también), y un spray para poner la mezcla:


La mezcla se hace con estas proporciones: una cucharada sopera (no colmada) por cada litro de agua. El jabón viene con una textura de pasta sólida, así que le cuesta un poco disolverse en el agua, si podéis desmenuzarlo con las manos primero un poco os irá mejor (deduzco yo después de no haberlo hecho y tirarme 10 minutos dale que te pego a las maracas intentando disolver los pegotes que me han quedado a mi... jajaja).

Así que los pasos son muy fáciles:
1. Hacer la mezcla.
2. Fumigar con el spray.


Se ve cómo el agua que sale del spray está blanquecina y se deposita en los huecos de las hojas. Yo le he dado con ganas, me he pulido casi 1 litro sólo en la buganvilla. Y luego he preparado otro litro más y he fumigado de forma preventiva otras plantas.

Vigilaré atentamente estos días a ver si hay alguna mejoría... Espero que sea efectivo y tarde poco, porque desde luego ¡estaba súper instalado el bicho! Pero no os preocupéis, porque he estado investigando y hay otros remedios caseros y naturales que parece que también funcionan, así que si este no va volveré al ataque con otra cosa...

De momento me he gastado:
1,55€ del jabón potásico (en Mercadona). He preparado dos litros, y habré hastado una décima parte del tarro o menos.
0,90€ del spray (en los chinos, pero se puede usar uno que se te haya acabado de otra cosa lavándolo bien).

Un producto del estilo comprado a propósito cuesta unos 10€ y son 750ml. El ahorro desde luego es muy considerable.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google Analytics Alternative