15/4/13

Handmade, consumo responsable y las 3R

¿Habéis oído hablar de la regla de las tres erres (3R)?

La filosofía del HANDMADE tiene mucho que ver con el consumo responsable y con la conciencia ecológica. Os voy a explicar mi punto de vista al respecto, espero que os sirva para reafirmaros a aquellos que ya estáis convencidos, y para empezar a cambiar a aquellos que todavía no lo estáis.

Somos 7.000.000.000 millones de personas en el mundo generando basura. La regla de las 3R nos propone tres pautas o criterios fundamentales respecto a la forma de gestionar esos residuos: consiste en REDUCIR, REUTILIZAR Y RECICLAR. En ese orden.



REDUCIR
Lo primero de todo es intentar REDUCIR al máximo el volumen de residuos que cada uno de nosotros generamos. Para mí este es el paso más importante. La mayoría de los residuos de un hogar está compuesta por envases, así que si conseguimos comprar menos cosas envasadas nos vamos a quitar de un plumazo una gran parte del problema (no hace falta que os explique por qué es un problema el volumen de residuos generados por 7.000.000.000 millones de personas, ¿verdad?). Cuando vayáis a hacer la compra tened en cuenta estos criterios:

  1. Comprad productos a granel en lugar de envasados y empaquetados.
  2. Si son productos empaquetados, intentad que el empaquetado sea el mínimo posible (por ejemplo, si compráis magdalenas industriales no compréis esas que vienen embolsadas de una en una y después metidas dentro de otra bolsa grande).
  3. Si son productos empaquetados, intentad que el empaquetado esté realizado de materiales ecológicos, reciclados y/o reciclables (mejor papel y cartón en lugar de plástico).
  4. Intentad comprar productos cuyos envases puedan ser reutilizados por vosotros mismos (ahora viene la segunda R)

Para reducir el volumen de residuos generados en vuestro hogar también podéis tener en cuenta:

  • No tiréis los envases de vidrio a la basura, siempre se les puede encontrar alguna utilidad (frascos de conservas, mermeladas, etc.)
  • No tiréis los restos de materia orgánica a la basura, siempre que podáis (con que tengáis un pequeño patio o jardín podéis recoger todos los restos vegetales en un contenedor a parte y utilizarlos para hacer compost)

REUTILIZAR
Además de intentar reducir al máximo los residuos que generamos, tenemos que intentar REUTILIZAR todo lo que podamos de las cosas que compramos. El ejemplo que os he puesto antes de los botes de cristal de las conservas es el más fácil, pero se pueden hacer muchas más cosas:

  • Los botes de vidrio en la misma cocina nos pueden servir para guardar restos de comida en la nevera o incluso para congelar guisos.
  • Con las latas de refrescos podemos hacer portavelas.
  • Con las cajas de cartón podemos aprovechar para hacer recortables para jugar con nuestros hijos, o simplemente dárselas para que las pinten en lugar de comprar un bloc de dibujo.
  • Las bandejas de porexpan las podemos utilizar para poner la pintura de nuestros hijos a modo de "paleta". También para dar de comer a nuestras mascotas hasta que se degraden más.
  • Dale una segunda oportunidad a la ropa que ya no te pones: con un par de arreglos puede convertirse  en una prenda totalmente nueva.
  • Con las botellas de plástico también podemos hacer muchas manualidades, incluso crear lámparas y objetos decorativos. Pero uno de los mejores usos que tienen es como "ecoladrillos". Si os interesa podéis verlo en la página de los chicos de Dondereciclo.org.ar




RECICLAR
Por supuesto, después de haber reducido al máximo los residuos y haber reutilizado todo lo que podamos, lo que nos queda es colaborar en el RECICLAJE. En todas las ciudades y pueblos existen ya contenedores de reciclaje de residuos. Contribuye separando tus residuos correctamente y depositándolos en el contenedor correspondiente (vidrio, cartón-papel y envases fundamentalmente).

Además hay que tener en cuenta que muchos productos contienen ingredientes peligrosos para el medio ambiente y los seres vivos y hay que tratarlos en centros especiales, se recogen en los "puntos verdes":
pilas, aerosoles, fluorescentes, bombillas de bajo consumo, aceites, disolventes, pinturas y barnices, etc.

Dicho todo esto, vuelvo al argumento principal de la entrada, que es cómo la filosofía del HANDMADE está muy relacionada con esta regla de las 3R así como con el CONSUMO RESPONSABLE.
El consumo responsable consiste en cambiar los hábitos de consumo ajustándolos a las necesidades reales y optando por consumir productos que favorezcan la conservación del medio ambiente y la igualdad social. Algunos de los criterios relacionados con el consumo responsable son:

  • Antes de comprar algo, reflexiona sobre si realmente lo necesitas o te estás dejando llevar por la publicidad.
  • Averigua el origen de los productos que compras (cómo y dónde se han producido).
  • Ten en cuenta el impacto directo e indirecto de tu consumo (comprar en las tiendas de tu barrio beneficia directamente a tus vecinos)
  • Evita los productos de "usar y tirar".

Los que nos dedicamos al HANDMADE tenemos plenamente incorporada esta filosofía, porque sabemos de primera mano que la mejor opción es la reutilización de materiales siempre que sea posible en nuestras creaciones, y además todos los artesanos sabemos que la mejor forma de publicidad y promoción es ayudarnos los unos a los otros.



Saber que los productos que se adquieren han sido realizados con cariño por unas manos cuyo propietario tiene una cara conocida es un valor añadido que ningún otro producto que no sea hecho a mano puede conseguir. Este valor añadido cada vez está siendo más valorado, porque en los tiempos que corren hay que huir de la despersonalización de los grandes mercados y recurrir al buen hacer de nuestros conciudadanos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google Analytics Alternative