4/4/13

Mis clases de cerámica

Yo soy muy osada cuando digo que soy ceramista... Soy ceramista... en formación. Mi profe, Conxa Mateu, es una ceramista con más de 30 años de profesión a sus espaldas, y es una tía genial que me enseña mucho y bien.
Empecé las clases con ella en 2010, cuando estaba embarazada de mi hijo, y tras su nacimiento lo tuve que dejar durante más de un año, pero en 2012 lo volví a retomar sabiendo ya a ciencia cierta que me quiero dedicar a esto porque ME APASIONA.
Al principio practicamos mucho el modelado manual, y desde septiembre de 2012 he comenzado con el torno. Ahora estoy centrada en aprender lo más que puedo, sobretodo en la práctica del torno, pero tengo que decir que el modelado manual me encanta.



Para que veáis la diferencia, os pongo una foto de una tetera hecha a mano y otra a torno:



(La calidad de las fotos también ha ido mejorando... ejem!)

Hoy he ido a clases, lo cual significa que el día me dura la mitad que los demás, así que hasta ahora no me he podido poner a escribir la entrada de hoy. He aprovechado para hacer unas fotos en clase, para que veáis un poco las fases del proceso de creación. Hoy he esmaltado una taza que ya estaba hecha y cocida, he retorneado otra que estaba cruda pero había que retocar la forma de la base (eso es retornear), y he realizado la forma básica de otra taza que podréis ver próximamente en el blog de Your Fashion Corner en plena acción (¡hasta aquí puedo leer!).
Aquí tenéis las fotos de las tres tazas:

Ya os iré enseñando la evolución...

El resultado de estas tres tazas y el resto de las piezas en las que estamos trabajando ahora será muy diferente a las que he hecho hasta ahora, porque el tipo de barro utilizado es GRES y REFRACTARIO, sobre los cuales se pueden aplicar esmaltes de ALTA TEMPERATURA (esto es a partir de unos 1250ºC). El barro rojo y también la llamada "loza" (o mayólica) se esmaltan a unos 980-1000ºC ( y a eso se le llama baja temperatura, jaja).
Os pongo un resumen de algunas de las piezas hechas en "baja temperatura" con barro rojo, para que cuando estén las nuevas podamos compararlas.

Estas están hechas manualmente:


Y estas están hechas en el torno:


Bueno, pues hasta aquí llego hoy, ¡muertita de cansancio pero con los deberes hechos!
Un abrazo, espero que os haya gustado esta primera introducción a mi mundo de la cerámica.

2 comentarios:

  1. Holaaaa! Super interesante tu clase de cerámica, personalmente me gusta mucho más el moldeado a mano que el de torno pero la verdad.. para una no entendida como yo ambos son preciosos! y no me extraña que te apasione este arte! :D besazos!

    ResponderEliminar
  2. Soy el papá de Paloma y también me apasiona la cerámica y todo lo que se hace con las manos (y la inteligencia).
    Quiero aportar algo para los interesados en el tema:
    Historia de la cerámica

    Historia Primitiva.
    Las primeras noticias que se tienen de la aparición de la cerámica es durante el periodo neolítico, alrededor del año 6.400 antes de nuestra era. Es una cerámica muy rudimentaria hecha a mano que imita la cestería.
    Durante la edad de los metales aparecen los cuencos y ollas ovoides y campaniformes. Su decoración consistia en las huellas de los dedos durante su confección. En esta época se descubrió que el barro perdía su plasticidad cuando se sometía al fuego y para su decoración se emplearon distintas tierras coloreadas.
    La temática de su decoración era muy simple: elementos geométricos vegetales, formas de aves, componiendo un friso o cenefa.
    Las regiones más ricas, en este tipo de cerámica, se han descubierto en Asia Menor, Mesopotamia y, en centroeuropa, en La Tène y Hallstat.
    En este periodo se encuentran las primera representaciones de la figura humana, las famosas "venus", representando la fecundidad, tanto humana como de la tierra.

    www.todacultura.com/ceramica/historia.htm

    En breve, más datos interesantes.

    ResponderEliminar

¡Gracias por darnos tu opinión!
Thanks a lot for your feedback!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google Analytics Alternative