29/4/13

Primera etapa modelado manual tazas

Hoy comenzamos las tazas a juego con la tetera del otro día.


¿Os acordáis de ella? Podéis leer el proceso explicado en dos etapas: Primera fase y segunda fase.


Pues bien, hoy por fin he comenzado a realizar las tazas que tienen que ir a juego. Hoy he hecho la primera parte, igual que el otro día, la forma completa pero sin los detalles de las flores en relieve. De todas formas hoy me voy a quedar hasta tarde y espero poder acabarlas... ¡Mañana os las enseño acabadas!

Os cuento cómo ha sido el proceso, aunque a grandes rasgos es igual que el que seguí para hacer la tetera.




1. Realizar las planchas y recortar las bases y los rectángulos para formar las paredes de las tazas.



En este caso he hecho cuatro tazas grandes, yo creo que en relación a la tetera, que quedó bastante grande, lo suyo son tazas grandes también. Se puede calcular la altura comparando con alguna otra taza, y la longitud del rectángulo tiene que coincidir con la longitud de la circunferencia de la base. En este caso las tazas serán totalmente cilíndricas.

2. Ensamblaje de las paredes sobre las bases.
Practicamos unas cruces en el borde de la base y añadimos barbotina (si recordáis del otro día, la barbotina es el barro mezclado con agua, de consistencia pastosa, que usamos como pegamento).


A continuación ponemos la plancha en forma de rectángulo encima de estas cruces, formando el clindro. Tenemos que unir muy bien las juntas, pellizcando ligeramente con los dedos y alisando la superficie (es difícil de explicar con palabras, prometo que un día de estos os haré un vídeo).
Así tenemos ya los cuatro cilindros formados:


3. Formación de las asas y ensamblaje.
Ahora tenemos que formar las asas. Para hacerlo tenemos que hacer un "churro", como cuando hacemos plastilina, de un grosor acorde con el del asa que queremos para nuestra taza (en este caso es de 0,5cm aproximadamente). Si nos gusta el asa completamente cilíndrica pues lo podemos aplicar directamente, a mi me gusta achatar el churro aplanándolo un poco.
La forma del asa de las tazas tiene que ir en consonancia con la que le pusimos a la tetera:


Para unir el asa al cuerpo de la taza volvemos a practicar las cruces y a poner barbotina. Además, como es una zona muy delicada, conviene reforzar la unión con un mini churrito fino, de esta forma:


4. Pulido de detalles.
Finalizamos la formación de las tazas puliendo los detalles, con una esponja suave húmeda.
Las tazas podrían estar finalizadas si las quisiéramos sencillas, pero como no es el caso en cuanto acabe de escribir esta entrada y ponga a mi hijo a dormir voy a añadir los detalles de las flores...
De momento, este es el aspecto que tienen:



¡Mañana el resultado final!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google Analytics Alternative