24/4/13

Segunda etapa de modelado manual

¡Aquí estoy de nuevo con mi tetera manual!

Por fin he podido ponerme un ratito hoy a continuar con el modelado manual de la tetera cilíndrica que comencé a contaros el otro día.
Siempre intento hacerme una idea de qué es lo que quiero hacer, pero la verdad es que dejo que fluya el proceso creativo mientras trabajo y al final no sale lo que tenía pensado... Yo prefiero pensar que es que las piezas me "van diciendo" cómo tengo que continuar, aunque quizás sea una idea demasiado esotérica y sencillamente no sé hacer lo que me imagino, jajaja.

El caso es que yo tenía la intención de conseguir un acabado de este estilo:


Es muy chulo (disculpad por no poner la fuente, me bajé la imagen y no recuerdo de dónde...ups!), pero no sé por qué me daba la impresión de que la pieza que comencé no pegaba del todo con la idea.

Me puse a buscar imágenes para inspirarme, y al final he acabado haciendo unas flores grandes en relieve.



El procedimiento es parecido a lo que ya os conté: se hace una plancha (en este caso bastante fina), y se recortan las figuras que nos interesan (en este caso he utilizado un cortapastas que tenía por casa, pero incluso se puede dibujar a mano lo que queráis y recortarlo con una cuchillita). Luego les acabamos de dar un poco de forma a mano.


También he realizado unos bastones alargados para usarlos como ramas, al final de los cuales situar las flores. Elegimos dónde queremos situar las flores, humedecemos la zona con barbotina (barro muy blando) y pegamos los elementos.


Para asegurarnos la fijación recomiendo pasar un pincel humedecido en barbotina muy blanda (casi como si fuera una acuarela) por toda la superficie de unión. También hacemos los detalles que proporcionan realismo con las herramientas que tengamos a mano (se puede usar lo que se nos ocurra).

Y voilà! de repente miramos la pieza y vemos que ya tiene sentido... No hace falta añadir nada más ;)


Si estamos satisfechos con el resultado, sólo nos queda pulir un poco las terminaciones con una esponja suave humedecida y dejarlo secar todo. Aún podremos rectificar algunas cosas que en estado tan húmedo es más complicado: por ejemplo, la base... donde además tenemos que estampar nuestra firma.




Una vez haya secado la pieza vamos a pintar los detalles con engobes de colores y a esmaltarla con un esmalte transparente... Ya os lo contaré, jijiji. En este caso voy a realizar una monococción (o sea que no voy a bizcochar la pieza antes de esmaltarla), es arriesgado pero me ahorro un dinerillo hasta que tenga mi horno.

Por cierto, mañana tendremos entrada dedicada a un premio que una compañera bloggera nos ha otorgado hoy...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google Analytics Alternative